viernes, 27 de marzo de 2015

X Jornadas Uruñuela Calidad.


     Las X Jornadas Uruñuela Calidad se están celebrando con gran éxito de asistencia a todos los actos, desde el pasado martes, 24 de Marzo. Las Jornadas están organizadas por el ayuntamiento de Uruñuela, y financiadas por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, contando asimismo con la colaboración de las Bodegas: Las Cepas, Leza García S.L., Luis de la Peña García, Marín Bajo, Martínez Corta S.L., Patrocinio y Viña Berneda; Café Menoscuarto, Bar Sindicato, Asociación de Mujeres, Sociedad de Cazadores, Asociación de la Tercera Edad, Asociación de Vecinos, Peña La Cigüeña, Asociación de Padres y Madres de Alumnos y Consejo Parroquial. La mayor parte de los actos programados han tenido lugar en el salón de actos de la Casa de Cultura, y se han iniciado  -al igual que lo harán todos los demás- a las 20’30 horas. Hoy, viernes 27, habrá un maridaje de vinos y bombones impartido por Antonio Palacios García, enólogo y profesor de la Universidad de La Rioja y mañana, sábado 28, en la iglesia parroquial de San Servando y San Germán se celebrará un concierto de órgano. El miércoles 1 de abril se desarrollará la cata de vino joven “Porque las catas no tienen edad”, dirigida por José Ramón Jiménez Berger “El educador en vinos”, y el jueves 2, con salida desde la plaza, a las 9,30 horas se realizará el paseo “Descubriendo la ruta del Najerilla”, que estará comentado por David Lacanal Arnáez. Asimismo, del lunes 30 de marzo al sábado 4 de abril, a las 13’00 horas, en el Café Menoscuarto y en el Bar Sindicato, se podrá disfrutar de la “4ª Semana del Vino y la Cazuelita” y durante todas las Jornadas en el salón de actos de la Casa de Cultura se exhibirán los trabajos de pinturas con vino realizados por los alumnos del colegio público de la localidad.

jueves, 26 de marzo de 2015

¡Solución para Peñaescalera, ya!


El psoe planteará una moción de urgencia en el  próximo  pleno con una propuesta definitiva para solucionar el problema de peñaescalera. La solución está en desviar el acceso por la zona inferior, a través del plan especial “peñaescalera”. Exigimos al equipo de gobierno que se ponga a trabajar urgentemente para solucionar el problema definitivamente, si no se trabaja no se avanza. Los najerinos, lamentablemente, ya estamos acostumbrados a los sobresaltos que producen los desprendimientos de rocas en Peñaescalera y a las molestias que provocan los frecuentes cortes del tráfico en el acceso oeste de nuestra ciudad. Esta situación es una mala imagen para la  ciudad, llega de nuevo la Feria del Mueble 2015, y muestra la incapacidad política del equipo de gobierno del PP en el ayuntamiento, para solucionar un problema importante para Nájera. La experiencia ha demostrado que las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora para evitar los desprendimientos, no han dado resultado y las rocas y otros materiales siguen cayendo y dado el estado actual de la capa de gunita proyectada seguirán cayendo. ¡Nos quisieron vender la moto de que la gunita aseguraba la zona durante 25 años! La actuación llevada a cabo en 2005 por el Ayuntamiento y el Gobierno de La Rioja, costó alrededor de 300.000 euros y se anunció como la solución definitiva y por ello así se celebró con los ciudadanos en un exagerado acto de propaganda del PP en el que se repartieron bollos preñados. Siete años después de lo que, según la actual Alcaldesa y el propio Presidente del Gobierno Regional era la solución definitiva, comprobamos que continuaron los desprendimientos y se volvió a cortar el tráfico en ese acceso a Nájera. Se demostró que el lavado de cara superficial que supuso la aplicación de la capa de gunita no ha sido suficiente para contener los derrumbes y durante el mes de noviembre de 2012 volvieron a caer materiales a la calzada. Esa vez el equipo de gobierno nos dijo que con una inversión de 10.000 euros se soluciona el problema, pero en febrero de 2013  volvieron los desprendimientos y se vuelve a cerrar al tráfico el acceso a Nájera. Nos dijeron que con 60.000 euros se solucionará el problema y con la urgencia del inicio de la Feria del Mueble de 2013 se estuvieron realizando trabajos de contención en la zona y todos nos preguntábamos cuanto tiempo pasaría hasta que volvieran los desprendimientos a pesar que el concejal de obras nos aseguró que la duración de la capa de gunita era de 25 años. Durante este invierno han continuado los desprendimientos, de roca y de la capa de gunita y esta misma semana, nueva sorpresa, mas desprendimientos. Se han perdido años con soluciones que no han funcionado y que el PSOE calificó de parches y que no iban a durar, el tiempo y los hechos nos dan la razón y es hora de que el ayuntamiento tome decisiones importantes y definitivas para la ciudad. El PP es responsable de esta situación por no haber actuado con determinación y no apoyar las propuestas del PSOE sobre la zona, la última en marzo de 2013. Es urgente buscar una solución definitiva a los problemas de Peñaescalera y los socialistas pensamos que la solución pasa por construir unos nuevos viales de acceso, por la parte de abajo del actual acceso  y por ello el Grupo Municipal Socialista ha presentado para su debate y aprobación en el próximo pleno del ayuntamiento la siguiente moción: “El Grupo Municipal Socialista insta al Equipo de Gobierno a iniciar de forma urgente las gestiones necesarias para desarrollar los viales de acceso y salida a Nájera por Peñaescalera, a través de la zona inferior del actual trazado, conectándolos con la carretera N-120, de manera que atravesando las Unidades de Ejecución del Plan Especial de Peñaescalera se solucionen así, definitivamente, los problemas que para el tráfico de vehículos ocasionan los frecuentes derrumbes y caídas de rocas en la calzada  del actual trazado”. Esta posibilidad está recogida en el Plan General de Ordenación Urbana y se debiera haber desarrollado cuando se reordenó la
zona y se construyó el pabellón multiusos, así nos hubiéramos ahorrado muchas molestias, dinero público y situaciones de peligro. Recordamos que el PP rechazó, en marzo de 2013, una moción presentada al pleno del Ayuntamiento por el Grupo Municipal Socialista en este mismo sentido.
En Nájera a 24 de marzo de 2015.

¡Basta ya!


     Esto es ya intolerable. Jamás debió permitir Patrimonio de La Rioja que estos analfabetos que nos desgobiernan hicieran el corral de vacas en el Alcázar. Esta es la tercera vez que se desprende la muralla de la primera era. Y eso después de cometer el crimen de circundarla con hormigón, tal y como os mostré en otra entrada. Esto es lo que trae andar por una zona tan sensible con maquinaria pesada: ¡Lo que no se ha movido en cuatro siglos, se está desmoronando en cuatro semanas! Vuelvo a hacer un llamamiento a la UNESCO y a HISPANIA NOSTRA para que paren esta aberración, y les ordenen a estos depredadores analfabetos dejar la zona como estaba. Si de verdad quieren traer turismo a nuestra ciudad, lo que tienen que hacer es mantener la zona limpia y terminar las excavaciones del Alcázar. ¡Eso sí que nos haría ser la envidia de España, y no construir un corral de vacas!

martes, 24 de marzo de 2015

¡Indecente!

Fotografía: Diario La Rioja.

    Me parece increíble que el presidente del Partido Popular y del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, tenga la impudicia de sacar pecho ante un tema tan repugnante y asqueroso como el de los “papeles de Bárcenas”, cuando ha quedado meridianamente claro que la sede del Partido Popular de Logroño se ha pagado con el dinero que el Partido Popular nacional le envió de la caja “B” del extesorero, aunque el Juez Ruz no haya podido pormenorizarlo. Y me lo parece mucho más aún, que lo haga insultando al adversario, fiel a su estilo agreste. El Juez Ruz ha afirmado en su auto que: «Queda indiciariamente acreditado cómo la formación política Partido Popular, desde 1990 y hasta al menos el año 2008, habría venido sirviéndose de diversas fuentes de financiación ajenas al circuito económico legal, lo que habría conducido a que la referida formación operase [...] con varios sistemas de cuentas que registraron corrientes financieras de entradas y salidas de dinero (ingresos y pagos), al margen de la contabilidad oficial declarada por el partido y presentada ante el Tribunal de Cuentas, funcionando las referidas cuentas a modo de contabilidades paralelas, cajas de dinero en efectivo o cajas B», tal y como -documentalmente- ha publicado El Mundo. Esto, señor Sanz, además de que les convierte a ustedes en gobernantes ilegítimos e ilegales, sí que es una auténtica indecencia, cuando media España está pasando hambre y frío, porque carece de todo lo imprescindible. Y si los españoles tuvieran un mínimo de dignidad, no les darían a ustedes ni un solo voto, poniéndolos, así, en su sitio.
“El presidente del PP y Gobierno riojanos ha recalcado que "lo único acreditado" en este asunto es que "el que el PP de La Rioja recibió 200.000 euros de las cuentas oficiales del PP nacional" para la compra de su sede en Logroño. Ruz, en el auto dictado ayer, día 23, con el que ha cerrado la instrucción de los "papeles de Bárcenas", alude a presuntas aportaciones de terceros ante el PP de La Rioja en fondos "B" y ajenas a su contabilización oficial, para la adquisición de su sede en Logroño”. "Son indecentes todos los que han manchado o han querido manchar, que no lo han conseguido, el buen nombre del PP de La Rioja, de sus dirigentes y sus profesionales", ya que "el PSOE solo busca el titular, el deterioro de las personas o de un partido concreto", ha dicho el presidente de los populares riojanos”.
http://www.larioja.com/la-rioja/201503/24/sanz-interpreta-riojano-queda-20150324113610.html

¡Aquí nunca pasa nada!


     “Siempre estáis diciendo que van a ocurrir un montón de cosas malas, y aquí nunca pasa nada”. Así se expresa nuestra insensata alcaldesa siempre que se le advierte de algún peligro, a pesar de que la realidad le ha demostrado que aquí sí que pasan cosas, y, últimamente, con demasiada frecuencia. Esta mañana, por ejemplo, se han desprendido -una vez más- varias rocas del macizo de Peñaescalera, rompiendo la tapia recién restaurada, e invadiendo la carretera. La fortuna ha querido que cuando se han desprendido no pasaran por allí ni paseantes ni vehículos. Pero el día menos pensado vamos a tener mucho que lamentar. Las rocas desprendidas no han sido retiradas hasta las diez y media de la mañana, lo que ha provocado grandes sustos a quienes se dirigían a nuestra ciudad por esa entrada. Por la tarde, los Bomberos y la Policía Local han tenido que acudir allí porque han vuelto a desprenderse rocas y gunita. ¿Cuándo van a solucionar los incompetentes de nuestros gobernantes este grave problema? ¡Si no son capaces de tomar decisiones, que dimitan y se vayan!

lunes, 23 de marzo de 2015

ESCENAS POLÍTICAS IMAGINARIAS (O QUIZÁ NO TANTO) (6D)


 
El mayor guantazo dialéctico que ha recibido durante su larga presidencia Pedro Sanz se lo propinó el párroco de Arnedo, don Tomás Ramírez. Sucedió en el mes de septiembre de 2013, y fue a través de una carta que apareció publicada en la hojita parroquial que se reparte semanalmente para consumo de los feligreses. Lo que en esencia venía a criticar el sacerdote era la prepotencia con que se maneja quien ha llegado a creerse realmente que La Rioja es su cortijo y que las mayorías absolutas con las que ha ganado muchas elecciones le autorizan a ir dejando un reguero de meadas por toda la región para, al igual que hacen algunos animales, indicar a los restantes machos de la manada que este territorio es suyo y que aquí sólo manda él.
Esta metáfora mingitoria evoca lo sucedido en cierta localidad gobernada por un alcalde popular de esos que comen a dos carrillos de la mano de Sanz. El presidente había ido a inaugurar el nuevo Ayuntamiento del pueblo, y al final acabaron él, el alcalde y sus acompañantes, de celebración en la bodega. Después de meterse al cuerpo, entre todos, varios kilos de chuletas y de libar sus buenos tragazos de vino, creyendo ingenuamente que se hallaba rodeado solo de amigotes de su misma cuerda ideológica, el primer mandatario riojano se permitió hacer varias alusiones humorísticas a sus atributos varoniles y a las carencias testiculares de algunos de sus adversarios políticos. La fanfarronada de Sanz se extendió como la pólvora por todo el pueblo y provocó que alguien pegara de madrugada, en la puerta del nuevo Consistorio, una cuartilla que decía así: «Aquí mismo, después de inaugurar este edificio, se ha sacado la chorra y nos ha orinado encima el presidente del Gobierno de La Rioja. De paso, y aprovechando que ya la tenía fuera del pantalón, ha pretendido igualmente darnos por el culo a quienes no somos de su partido, no le reímos las gracias y no le besamos los pies. Pues sepa el señor presidente que hay que tenerla muy dura y muy bien puesta para intentar jodernos al mismo tiempo a tantos riojanos que no comulgamos con sus ideas. Lamentablemente para él, en cuestiones referidas a durezas y tamaños lo suyo no puede compararse con lo de Nacho Vidal o Rocco Siffredi. En ese tema, el señor presidente sólo está a la altura del más insignificante  pigmeo africano». 
Esto era también, adecuando convenientemente las comparaciones, lo que intentaba transmitirle, con palabras menos agrestes, más civilizadas y desprovistas de salpicones de testosterona, el párroco Ramírez al político bocazas y gustoso de chapotear en ruines fangos bodegueros y en otros igual de poco recomendables. Don Tomás se remontaba al año 2003 para relatar en la hoja parroquial que, cuando se inauguró la reforma de la residencia de ancianos de Arnedo, el presidente del Gobierno riojano se negó a darle la mano. El párroco le pidió explicaciones por su actitud, pero Sanz le contestó despectivamente argumentando que «no llevaba sotana, como los curas buenos, y que se metía en política». Con esa curiosa respuesta, Sanz dividía al clero en dos grupos: con sotana e inofensivos, y sin sotana y muy críticos con algunos dirigentes políticos, en concreto con él. El presidente no debía dominar por entonces la terminología eclesiástica, y seguramente el reproche que le hacía a don Tomás Ramírez no era tanto que no llevara sotana sino que no fuera vestido inequívocamente de cura, con traje oscuro y alzacuellos, al modo en que lo hacen el obispo Omella o don Justo García Turza. Sin embargo, lo que más le sublevaba a Sanz era la actitud levantisca y poco complaciente del párroco arnedano con determinados abusos suyos y su falta de limpieza democrática. Por eso se la tenía jurada.
  - Y se negó a darme la mano, ya ve usted. Y cuando le pregunté que por qué me hacía eso me dijo que yo no llevaba sotana como los curas buenos y que además me metía en política. Sí, señor obispo, eso es lo que me dijo el presidente Sanz hace diez años, poniendo cara de mucho desprecio. Entonces, como parece que sigue en las mismas, fue cuando escribí mi carta y expliqué que mientras yo estuviera a cargo de la comunidad cristiana de Arnedo él no sería bien recibido en nuestra  parroquia si persistía en negarme el saludo.
Alguien debió hacer llegar un discreto mensaje al sacerdote, rogándole que tratara de moderar sus críticas y que no echara más leña al fuego, mientras el obispo se las tenía que ver con la patata caliente que le había caído encima. Don Juan José pensaba que no había que arrojar más paletadas de estiércol sobre Pedro Sanz. ¡Pobre hombre! Al fin y al cabo, lo que había hecho el cura montanúmeros tampoco es que fuera, precisamente, un ejemplo de prudencia, tacto y mano izquierda. De hecho, el párroco podía aparecer a los ojos de muchos feligreses como un acusica que no había tenido inconveniente en propagar a los cuatro vientos sus desavenencias personales con el presidente, dejando a éste a los pies de los caballos. Por esa razón, opinaba el prelado, lo que procedía hacer urgentemente era «poner la otra mejilla», como recomendaba el propio Cristo, en lugar de enviscarse en dimes y diretes tan poco edificantes.
Para entonces Pedro Sanz ya había largado también como una cotorra, con la chulería y arrogancia habituales en él, anunciando que seguiría yendo a la iglesia de Arnedo, y a todas las iglesias que le saliera del moño, y cuando le diera la gana, faltaría más. Todo ello sin hacer la menor autocrítica sobre sus actitudes pasadas y dejando muy claro lo que le importaban las palabras del párroco.
El caso es que la historia de su rifirrafe con don Tomás Ramírez resultó en su día tan cochambrosa, tan corta de vuelo y escasa de asideros que ahora el presidente Sanz no sabe bien cómo enhebrar una versión más o menos apañada que no lo deje en ridículo y le ponga en evidencia ante su anfitrión, el cardenal Martínez Somalo, quien por su parte aguarda la respuesta de su invitado con mirada expectante y un rictus que se está volviendo irónico por momentos.

Sempronio Graco                                                                        Continuará