miércoles, 16 de octubre de 2019

Los lunes… Concentración.

Esta tarde, después de celebrada la Concentración por las Pensiones, hemos decidido que, en solidaridad con nuestros compañeros vascos, la celebraremos todos los lunes del año, a las 13’00 horas, hasta conseguir reunir en la Plaza de España a mil jubilados.

martes, 15 de octubre de 2019

Los Bomberos de Nájera han vuelto a Managua.

Los Bomberos de Nájera han vuelto al edificio del otrora famosísimo Managua a realizar las prácticas de formación de nuevos Bomberos. Dichas prácticas están causando mucha curiosidad entre los najerinos y forasteros, ya que el edificio se encuentra ubicado en pleno corazón del Paseo.

domingo, 13 de octubre de 2019

Un día triste para los amantes del río Najerilla.

A la una y media de la tarde de hoy, aproximadamente, cuando me dirigía a Cuzcurrita de Río Tirón, he visto un coche de la Guardia Civil parado en el puente de la circunvalación vieja, justo encima del río Najerilla, y a dos números parados delante de lo que me ha parecido un perro atropellado, y he seguido mi camino un poco escamado. Ahora, al volver, he pasado de nuevo y he visto que se trata de un Visón Europeo de los que soltaron. No sé si soltaron dos parejas o han soltado algunas más, pero sí sé, empero, que hoy es un día triste para los que amamos el río Najerilla y a estos habitantes tan caros.

sábado, 12 de octubre de 2019

Estamos sin Policía Local.

La Policía Local de Nájera se encuentra cerrada la mañana de hoy, no hay ningún agente de servicio; hay dos carteles en su jefatura con los teléfonos de Guardia Civil y SOS Rioja y al llamar a su teléfono contesta el SOS Rioja desde Logroño.  La tarde de ayer tampoco hubo servicio ya que solo se encontraba un agente trabajando; y en ese caso no pueden salir lo policías de la  Jefatura. En lo que va de año la Policía Local de Nájera no ha tenido servicio en al menos 25 ocasiones y ha estado cerrada ya cuatro días. Parece increíble que en pleno siglo XXI una ciudad como Nájera se encuentre sin seguridad, con el peligro que ello conlleva. Es obligación del Ayuntamiento de Nájera el dar seguridad a sus ciudadanos.  Esta situación no es nueva, ya que hace un año que Nájera se encuentra sin un servicio de Policía Local con capacidad de dar asistencia las 24 horas. Desde este Sindicato exigimos al Ayuntamiento de Nájera que de inmediato de solución a este grave problema de Seguridad que tiene Nájera, antes de que sea demasiado tarde y alguno de sus ciudadanos sufra las consecuencias de la inacción e incapacidad del Ayuntamiento de Nájera por cumplir con sus obligaciones.
Sindicato Riojano de Policías y Funcionarios.

En defensa de las Pensiones.

martes, 8 de octubre de 2019

Hoy cumplimos 9 años.

Si se calla el cantor cumple hoy 9 años. Y como no me apetece escribir nada, tomo prestados unos versos de mi admirado Miguel Hernández, para que hagan por mí la entrada: “Si me muero/, que me muera con la cabeza muy alta/. Muerto y veinte veces muerto/, la boca contra la grama/, tendré apretados los dientes/ y decidida la barba/. Cantando espero a la muerte/, que hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles/ y en medio de las batallas”.

domingo, 6 de octubre de 2019

Espero -sentado- tu pronta respuesta, amada mía.


Ayer deposité en el buzón de correos de la Plaza de España de Nájera una extensa y sincera carta, amada mía, en la que, vaciando mi enamorado corazón en cada una de las letras, te digo todo lo que no me atreví a decirte este verano con palabras. Espero con ansiedad tu pronta respuesta, amada mía… ¡si es que te llega mi carta!

sábado, 5 de octubre de 2019

¿Pero tanto cuesta?

Hemos cumplido dos años ya con la carretera de Peñaescalera cortada. Esto es algo que ninguna ciudad del mundo consentiría. Pero Nájera es diferente. Aquí, los problemas de verdad, nos la sudan. -Perdón por la expresión, pero es que esto me sobrepasa-. ¿Pero tanto cuesta tirar la gunita que cuelga de la falda del monte, retirar los escombros y dejarla expedita mientras dilucidan qué solución toman? ¿Cuánto tiempo más vamos a permanecer impertérritos ante esta abyección de los ineptos que nos gobiernan? Este sangrante tema hay que solucionarlo ya. Y hay que solucionarlo construyendo un nuevo vial. Todo lo demás, será una broma pesada. Si nuestros políticos no son capaces de ponerse de acuerdo en un problema tan crucial, que dimitan inmediatamente y se vayan a casa a descansar. Dicen que “no hay nada mejor que descansar después de no haber hecho nada”.

jueves, 3 de octubre de 2019

Estamos perdiendo la memoria.

Los escudos heráldicos de nuestra ciudad se nos caen a pedazos. El último al que le está ocurriendo esto, es el que preside el edificio número 1 de la calle San Marcial. -Se da la circunstancia de que debajo de este escudo ha estado instalada una terraza durante todo el verano-. Desconozco quién es el responsable de velar por su conservación: Patrimonio, Cultura, Ayuntamiento…, pero resulta paradójico que se les obligue a todos los constructores que derriban casas con escudos a conservarlos en las fachadas de los nuevos edificios, para después abandonarlos a su suerte. ¿Quién puede evitar esto?

domingo, 29 de septiembre de 2019

¿Cuándo se van a poder visitar?

El CEIP ha colgado una exposición de las Cuevas en el Centro Fundación Caja Rioja Bankia de Nájera, que puede visitarse hasta el 26 de Octubre de 2019. Pero he de recordar que el concejal de Alternativa Najerina, Jaime Bravo Barriuso, al poco tiempo de entrar a formar parte del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento anterior invitó a un grupo de geólogos a visitar las cuevas, los nueve pilares y las oquedades de Pasomalo, con el fin de saber si podrían ser accesibles al público. La justificación de la acción es introducir el Paisaje como elemento integrador en la comarca de actuación. La Rioja Media Occidental es el eje de acción definido por el CEIP-Rural en la estrategia “Emprendedores de un Paisaje sostenible” para las acciones propuestas como proyectos de Cooperación. Igualmente en la Estrategia DLP quedaron definidos los Ejes Prioritarios de Actuación en la comarca, entre los que estaba “El Camino de Santiago”. La acción individual planteada en este proyecto trata de aglutinar dos sensibilidades: - Concebir el territorio como un Museo Natural. - Poner en valor elementos constructivos no habitacionales ligados al Camino de Santiago a su paso por la comarca de actuación Ceip. En 2016, el concejal de Alternativa Najerina hizo venir a dos topógrafos a nuestra ciudad para el levantamiento topográfico de sus interiores, como requisito indispensable para acometer cualquier proyecto en ellos. De estas visitas se hicieron sendos informes, comunicando que la apertura de las cuevas pasa inexorablemente por una Propuesta de Estabilización de ladera rocosa en el acceso, y el acuerdo del Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja. -Acuerdo que fue tomado en Abril de 2018-. Hacer realidad este proyecto costaría 29.796.25 euros. Dicho esto, cabe preguntar, ¿cuándo se van a poder visitar? ¡Esto debería estar resuelto ya!

viernes, 27 de septiembre de 2019

Las Ferias.

Si algo hubo en nuestra maravillosa infancia que nos llamara la atención de verdad, hasta el punto de sobrecogernos por el impacto que causaba en nosotros, eso fue sin duda alguna la celebración de las Ferias de San Miguel, que tenían lugar del 29 de Septiembre al 3  de Octubre, y congregaban en nuestra ciudad a millares de visitantes de todo el país. Era tal la afluencia de ganaderos, labradores, granjeros, tratantes, tomboleros, barquilleros, charlatanes, jugadores y todo tipo de negociantes, que nuestras madres no nos dejaban salir solos de casa -normalmente, estábamos todo el día en la calle- por temor a que nos perdiéramos entre tanta muchedumbre, o nos raptase algún feriante. Algunos tratantes llegaban a nuestra ciudad unos días antes para buscar cobertizos donde guarecer a sus mulas, caballos, asnos, vacas, cabras, ovejas, cerdos, yeguas, novillos y otros animales, y elegir, de paso, dónde podrían venderlos mejor. Los guarnicioneros llevaban muchos días ya haciendo collarones, albardas, cinchas, alforjas, lomillos, ramales y toda clase de útiles para la ganadería, así como acopio de escobas de brezo, bolas de sal, bozales, varas, cachavitas de madera y las famosas y temibles trallas de los tratantes. Los comerciantes, por su parte, se afanaban en desempolvar cientos de juguetes guardados en las trastiendas de años anteriores, y en desembalar los nuevos para exponerlos en sus tiendas lo más llamativos posible -los feriantes venían cargados de dinero y había que aliviarles el bolsillo.- Y así, tenderos, carniceros y hosteleros se cargaban de provisiones para cuando llegara el acontecimiento. Todo esto ocurría porque en aquellos tiempos apenas había medios de locomoción y los inviernos solían ser muy rigurosos, lo que hacía que muchísima gente de los pueblos limítrofes -sobre todo los serranos- aprovechara la visita para comprar lo necesario para el resto del año -sin olvidarse de los “Reyes Magos”-, por no venir a nuestra ciudad nada más que en Ferias, hecho que dio en llamarse “feriarse algo”. Y, claro, aunque nosotros sí íbamos a tener “reyes” en su tiempo, también queríamos que nos feriasen algo. ¡Faltaría más! El marco en el que se desarrollaba la Feria era de lo más bucólico que imaginarse pueda: Paseo, choperas, alamedas y el mismísimo lecho del río, como muestra la fotografía. La carretera actual del Paseo, que entonces era de tierra, se llenaba por completo de caballos, yeguas, asnos y mulas, desde el Bar Franco hasta la Fuente de La Estacada, atados a los alambres que atravesaban los maderos clavados en el suelo para hacer de puntales, que los tratantes vendían a los agricultores después de haber realizado de la consabida prueba de fuerza: arrastrar largas distancias un carro de llantas con el freno echado, y de haber examinado minuciosamente la dentadura del animal, que como no era regalado, sí que había que mirarle el diente. Los asnos se libraban de la prueba de fuerza pero eran examinados con muchísimo más rigor, cosa que no les servía de nada a los incautos compradores, porque los gitanos -verdaderos genios en el arte de vender “burros falsos”-, durante el trato conseguían que hicieran maravillas, pero luego, en casa del labrador, no había forma de moverlos. Los rebaños de bueyes, vacas, ovejas y cabras se apostaban a lo largo del cascajo, en las choperas y en parte del Paseo, haciéndonos cagarnos de miedo, sobre todo las vacas, que nos parecían toros, a todos los de mi edad, y estaban rodeados siempre de una muchedumbre ávida de comprar. Los mayores de nuestra ciudad, unos días antes de la Feria, se tumbaban en el suelo y, tras poner la oreja en la tierra, decían saber a qué distancia estaban ya los rebaños que bajaban de la Sierra. Pepe, el guarnicionero, nos ponía a todos nosotros los dientes largos desde la mañanita, cuando íbamos a contemplar cómo colgaba en su fachada las entrañables cachavitas de colores con rayas negras -¡cómo nos gustaban!-, que nunca podíamos comprar. Los mayores preferían las varas de avellano con la tira de cuero clavada arriba, a modo de asa o agarradera, para recorrer con ellas el ferial. Después de contemplarlas largo rato, nos dirigíamos a las choperas a fabricárnoslas nosotros mismos con ramas de chopo que pelábamos intercaladamente para dejarlas a rayas, como las que no habíamos podido comprar, y nos íbamos ufanos por todo el ferial imitando a los tratantes, personajes carismáticos tocados con guardapolvos negros y temibles trallas. Cuando habíamos recorrido una y mil veces la feria y habíamos cerrado millones de tratos -esto era de mentirijillas-, nos íbamos a comer más contentos que chupín, para volver a salir -en esta ocasión a la Calle Mayor y sus traseras- a contemplar ensimismados los expositores repletos de juguetes colgados en barras de hierro y en los engalanados escaparates, que los comerciantes habían colocado a modo de reclamo, y a visitar a los barquilleros, tomboleros, jugadores, charlatanes y demás personajes que hacían nuestras delicias con aquello de: “Siempre toca, “hay barquillos”, “pruebe su suerte”, “paquete de tabaco a quien tire las tres cajetillas”, “si me compra esto, le doy esto y esto y esto más de regalo”… Los mayores -qué suerte tuvieron los picarones- tenían cine, teatro, pelota, baile, bares y todo aquello que podían desear, durante todos los días de la Feria. No obstante, a pesar de ser para nosotros prohibitivo todo aquello, era tan hermoso, majestuoso e impresionante lo que teníamos en la calle, que no lo echábamos de menos. Cuando yo vivía al lado del Cine Doga, en la calle Cuatro Cantones, y mi habitación daba al patio que separaba la antigua cárcel, hoy Museo Arqueológico, en estas fechas siempre oía llamadas lastimeras de algunos borrachos que, tras haber sido detenidos  por sabe Dios qué causas, se acordaban por las noches de sus mujeres o de sus madres. Cuando las ferias terminaban, nuestra ciudad quedaba totalmente vacía y melancólica, ya que pasábamos de golpe de la juerga y el bullicio, a la soledad, a la escuela y al frío.

domingo, 22 de septiembre de 2019

No es una fuente.

Aunque lo parezca, eso no es una fuente, sino una farola que lleva así desde que se cayó un rama enorme de un plátano del Paseo de San Julián, hace más de tres años, y la partió por la mitad. Y ahí sigue, rota, y donde más se ve.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

CSIF exige al Ayuntamiento de Nájera el cumplimiento de la legislación vigente y de los acuerdos firmados.

Tras más de cuatro años al frente del ayuntamiento, el Sr. Jonás Olarte continúa incumpliendo sistemáticamente las leyes y acuerdos firmados con sindicatos y trabajadores. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reivindica que la relación de puestos de los trabajadores del Ayuntamiento de Nájera, acordada por la propia Corporación en julio del 2015, continúa sin ser aprobada. Este es un hecho verdaderamente incongruente, al haber destinado dinero público a una empresa privada para su realización, que supuso un desembolso de más de 7000 euros. A su vez, durante toda la anterior legislatura los trabajadores vieron mermados considerablemente sus salarios y derechos. El Sr. Olarte ni tan siquiera cumple con la legislación vigente en materia de los derechos de sus trabajadores, puesto que también sigue pagando complementos a dedo a determinados trabajadores, que generan un agravio comparativo entre sus propios empleados públicos. Una discriminación que persiste, pese a haber sido denunciado este hecho en reiteradas ocasiones. La nueva legislatura no parece ofrecer garantías para revertir la situación discriminatoria entre sus trabajadores, ya que el Sr. Olarte y su actual equipo de gobierno ni siquiera se han reunido formalmente con sindicatos y representantes de trabajadores. CSIF exige que se cumpla con la Ley en lo referente a los derechos de los trabajadores así como con los acuerdos firmados desde hace años para que se resuelva por fin esta situación tan injustificada que ha supuesto para los empleados públicos del Ayuntamiento de Nájera un retraso histórico en cuanto a derechos y salarios.